top of page

Palacio de Bellas Artes



El Palacio de Bellas Artes es realmente una joya arquitectónica que refleja la riqueza cultural e histórica de México. La combinación de estilos arquitectónicos, desde el art nouveau hasta influencias francesas, lo hace único y distintivo en el panorama urbano de la Ciudad de México.


La decisión de utilizar acero y hormigón en la estructura del edificio para luego revestirlo de mármol fue innovadora para su época y demuestra la búsqueda de la excelencia tanto en términos de estética como de durabilidad.


El Teatro Nacional, que forma parte del complejo, también tiene una historia fascinante al haber sido remodelado en el contexto de las celebraciones del centenario de la Independencia de México, lo que resalta su importancia cultural y su papel como centro de las artes escénicas en el país.


Se suponía que la construcción debía haber concluido en cuatro años, pero debido al hundimiento natural de la tierra, el proyecto se retrasó. Luego vino la Revolución Mexicana, que paralizó indefinidamente el proyecto.


Las obras se reanudaron finalmente en 1928 bajo la dirección del arquitecto Fernando Mariscal, que sustituyó el estilo art nouveau por el art déco, con el uso de materiales como el ónice y el mármol.


En 1932, el ex secretario de Hacienda Alberto J. Pani inició la finalización del proyecto y transformó así el espacio en un recinto dedicado a las artes plásticas y visuales. Fue entonces cuando recibió el nombre de Palacio de Bellas Artes.


Las esculturas situadas frente al edificio fueron diseñadas por el escultor catalán Agustín Querol; y se encontraban originalmente en el vestíbulo principal. Cuando se suspendieron las obras del edificio, las esculturas de Pegaso se trasladaron al Palacio Nacional entre 1921 y 1928. Cuando finalmente se concluyó el proyecto bajo la dirección de Ignacio Mariscal, se detectó un error de diseño que impidió colocar las piezas en su lugar original, por lo que permanecieron en el exterior.


El Palacio es famoso no sólo por su arquitectura, sino por su colección, que alberga 17 murales de artistas mexicanos realizados entre 1928 y 1963. Destacan murales como El hombre controlador del universo (1934) y Carnaval de la vida mexicana (1936) de Diego Rivera; La Katharsis (1934) de José Clemente Orozco; La nueva democracia (1944) y Tormento de Cuauhtémoc (1951) de David Alfaro Siquieros; La piedad en el desierto (1942) de de Manuel Rodríguez Lozano, entre otros.


El Palacio también alberga el Museo del Palacio de Bellas Artes, que consta de tres salas: Manuel M. Ponce, Sala Adamo Aboari y la sala principal, esta última un lugar excelente para disfrutar de óperas, música de cámara y teatro.


Asegúrese de preguntar por horarios, precios y guía en la recepción de The Wild Oscar.



Detalles


Dirección:

Juárez s/n

Centro

Ciudad de México

06050


Transporte:

Metro Bellas Artes. Metrobús Bellas Artes.


Horarios:

Lun-Dom 10am-6pm


Contacto:


Precio:

$60 museo, Domingo entrada gratis.


Información y Tours:

The Wild Oscar

Numero: +52 (55) 6844 0300

Whatsapp: +52 (55) 3432 2465


댓글


bottom of page